fbpx

El año 2020 cerró con 19 femicidios en el estado, según lo monitoreado por Codehciu.

Prensa Codehciu

Las mujeres, niñas y adolescentes siguen siendo víctimas y sobrevivientes en un contexto de vulneración durante la emergencia humanitaria compleja. La Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) en su nuevo reporte de violencia basada en género (VbG), alertó que en 2020 hubo 19 femicidios en el estado Bolívar.

El monitoreo de VbG realizado por la organización a medios de comunicación regionales y redes sociales, demostró que en Bolívar no han mermado las vulneraciones a los derechos humanos de ellas. Hubo un total de 185 mujeres víctimas de distintos tipos de violencia durante el año 2020.

Cabe destacar que el número solo representa un porcentaje de la realidad de Bolívar, debido a que no existen cifras o informes oficiales. El contexto de violencia no ha mejorado desde que Codehciu inició su monitoreo en 2018. El informe del último semestre de 2020 resalta una crisis que se agrava: mujeres en condición de pobreza que se hacen cargo solas del hogar, otras en movilidad pendular hacia zonas mineras, y riesgos de explotación sexual y laboral, condiciones que empeoran por la crisis humanitaria venezolana.

El reporte del segundo semestre de 2020 alerta: “Una crisis humanitaria compleja, donde el hambre y la miseria reinan en los hogares venezolanos, da entrada a una serie de acontecimientos que afectan en mayor proporción a la generación que se está formando, y los riesgos de abuso, explotación sexual y vulneración de derechos en la existente decadencia de condiciones de vida”.

Cifras y vulneraciones

Codehciu logró contabilizar durante su monitoreo en 2020 un total de 9 femicidios activos y 10 pasivos.

El Modelo de Protocolo Latinoamericano de Investigación de las Muertes Violentas de mujeres por razones de género, publicado por la Organización de las Naciones Unidas junto a ONU Mujeres, explica que una de las características más notables de los femicidios activos o directos son: muertes de mujeres y niñas como resultado de violencia doméstica, ejercida por la pareja; muertes de mujeres relacionadas con la identidad de género; infanticidio femenino, entre otras.

Por otro lado, el documento explica que los femicidios pasivos o indirectos incluyen: muertes relacionadas a abortos inseguros, mortalidad materna, por prácticas dañinas, relacionadas al tráfico de seres humanos y proliferación de armas pequeñas, muertes de niñas o de mujeres por negligencia o privación de alimento o maltrato; y actos u omisiones deliberadas por parte de funcionarios públicos o del Estado.

Solo en los reportes del último semestre del año hubo 91 casos de distintos tipos de violencia basada en género, y en ese periodo Caroní fue el municipio más violento con 46 mujeres víctimas y sobrevivientes.

Los datos correspondientes al segundo semestre de 2020 indican que: julio registró 12 casos; mientras que agosto registró 10, septiembre 22, octubre 18, noviembre 18 y diciembre cerró el año con 11.

El reporte de la organización destaca en sus cifras:

“De acuerdo al análisis realizado este último semestre se totalizan los casos de violencia contra la mujer de la siguiente manera: Violencia física 43 casos; violencia sexual propiamente dicha 15 registros, de los casos de violencia sexual en forma de actos lascivos se contabilizaron 14; hubo 7 femicidios de los cuales cuatro corresponden al tipo de femicidio activo (VbG) y tres al tipo de femicidio pasivo (crimen organizado, proliferación de armas). Hubo 4 casos que corresponden a acoso u hostigamiento, 4 al delito de amenaza, 1 a un caso de violencia doméstica, 1 caso de violencia psicológica, 1 de tráfico de personas, 1 de una mujer desaparecida”.

Codehciu advierte que es el Estado el que tiene el deber de fomentar y apoyar programas de educación en los sectores público y privado, para lograr concientizar a la ciudadanía y a los funcionarios en problemas relacionados con la violencia contra la mujer.

Violación a los derechos humanos

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, afirma que la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y de libertades fundamentales, que “limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos”, y reconociendo que es una “ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres”.

De acuerdo a un trabajo de investigación realizado por la organización Cecodap, en Venezuela las madres y abuelas ocupan los primeros rangos en cuanto al rol de cuidadoras en el hogar: las primeras representan un 50% y las segundas un 41.7%.

Una investigación del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) registró que el 74% de las víctimas de explotación laboral y sexual en Venezuela son mujeres, mientras que el 25% de ellas son niñas y adolescentes.

En lo que va de 2021, el portal web de Cotejo ha contabilizado 16 mujeres asesinadas en Venezuela. Codehciu en enero de 2021 registró 17 víctimas de distintos tipos de violencia contra la mujer.

Codehciu insta al Estado venezolano a respetar las garantías y derechos de las mujeres al acceso de la justicia, ofreciendo servicios de atención de salud física y psicológica a mujeres sobrevivientes de violencia.

Además, la organización exhorta al Estado a sensibilizar y educar a funcionarios, y a la colectividad en general, sobre la prevención y atención de las mujeres que sufren de estas violaciones a sus derechos.

Las 185 mujeres víctimas de distintos tipos de violencia en Bolívar durante 2020 merecen respuestas. También las 19 asesinadas en el año. Codehciu insta al Estado a: registrar y publicar cifras sobre los hechos de violencia por los cuales las mujeres son víctimas, realizar un seguimiento e investigación de estos hechos, y a desarrollar programas de prevención sobre la VbG y sus consecuencias.

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos