fbpx

Los niños y niñas son expuestos al sol, largas colas, y espera para poder tramitar la cédula de identidad por primera vez.  

Prensa Codehciu / foto cortesía

Cien oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), fueron habilitadas a nivel nacional desde el pasado 25 de enero, para la “Jornada de Cedulación de Niños y Niñas de la Patria”. El anuncio fue realizado por el director de la institución gubernamental, Gustavo Vizcaíno, quien también afirmó que este se realizará hasta el 26 de marzo.

Las oficinas trabajan tanto en semana radical como de flexibilización desde las 8:00 de la mañana hasta la 1:00 de la tarde. Operativos que se realizan en medio de la pandemia por el Covid-19, con fallas de sistema, escasez de combustible, y otros factores que han vuelto un calvario el tramitar el documento.

“Asistí a la oficina del centro comercial San Miguel diagonal a la redoma La Piña. El día viernes 29 de enero, sin ninguna información me fui a las 3:00 am. Conseguí una lista donde anoté a mi hijo de número 24” expresó Gabriel Padrón, guayacitano que vivó la espera por el documento de identidad.

Además, la desinformación abunda en estos operativos. Padrón también alertó: “Al rato me enteré que había una lista de más de 100 personas. A la hora que llegué, del otro lado de la avenida había personas durmiendo, que estaban allí desde el jueves 28 de enero, en la tarde. Incluso hablé con una señora que tenía toda la semana allí porque vive lejos y el lunes le devolvieron la partida de nacimiento”.

La Ley Orgánica de Identificación establece en su artículo 19 que: ”Los venezolanos y venezolanas, extranjeros y extranjeras, tendrán derecho a tramitar el otorgamiento de una nueva cédula de identidad, por motivo de vencimiento, pérdida, deterioro, cambio de estado civil o cualquier otra modificación de los elementos de identificación, previa presentación del acta de nacimiento, acta de matrimonio, acta de defunción o sentencia definitivamente firme que dé lugar a la modificación de dicho documento.”

Padrón contó a Codehciu que a las 5:00 de la mañana las personas fueron organizándose según la lista que tenían: “Al final había gente allí que había ido durante toda la semana pasada y lo estaba intentando nuevamente. A las 9:00 de la mañana salió una persona, supuestamente la directora de la oficina, y marcó el niño hasta donde según ella tenían capacidad de atención. Mi hijo quedó de número 7 detrás de ese último niño que marcaron”.

Un proceso engorroso

Por otro lado, una madre contó que ella fue el 26 de enero a realizar su trámite: “Ese martes atendieron a los 50 pendientes del lunes y se cayó el sistema. Estábamos en el sol y sin alimentos, pasan a los niños bajo un toldo para agarrar sombra y permanecimos esperando hasta las 5:00 de la tarde, cuando salen a decir que nos dejan para el miércoles porque no hay sistema”.

Otra mujer contó su experiencia, explicando que fue a la sede del Saime incluso más temprano, pero no logró los objetivos: “Fui a las 3:00 am y fue lo mismo, sin sistema; nos avisan tarde luego de estar todo el día con niños en el carro, y muchos durmiendo por los alrededores. El jueves sin sistema, pero muy amablemente la directora nos atiende y explica la situación de que no hay Cantv y están reparando las averías”.

El proceso de cedulación de la ciudadana duró 4 días debido a las fallas del servicio de telecomunicaciones de la empresa estatal Cantv.

Ambas desatacaron el cumplimiento del uso de las mascarillas como medida de prevención; además contaban con alcohol y anti-bacterial, el cual era aplicado a quienes ingresaban a las oficinas. Pero, como alertan, no hay cumplimiento de los parámetros del distanciamiento social: “Los funcionarios, como siempre nada receptivos (…) no dan información a nadie, no dejan acercarse a la puerta de la oficina e ingresan a gente a la oficina que no estaba en cola”.

Fallas en las oficinas

En San Félix el panorama no fue distinto.  Alejandra Martínez relató: “Todos los funcionarios del Saime sí usan sus mascarillas. Y tratan de mantener el orden, pero es imposible ante la desesperación de las personas, y ante la trampa de los que buscan colarse. A las 5:00 de la mañana reciben a los primeros 30 niños. Los sientan en una silla, a cada uno sin los padres. Pero alrededor de esas sillas es que está la multitud. Nada de distanciamiento, gente sin mascarilla. En fin, nada agradable”.

Humanium, ONG internacional, explica en su portal web que la inexistencia de una cédula de identidad se debe a distintos factores como las dificultades económicas del Estado en que reside el individuo, fallas dentro de las oficinas estatales, y más.

Codehciu exhorta al Estado venezolano a garantizar un servicio óptimo y de buena calidad para realizar de forma exitosa, respetando la dignidad ciudadana, los procesos correspondientes a cualquier documento de identidad. De igual forma, a velar por la seguridad de las personas que asisten a las oficinas, en especial la de los niños, niñas y adolescentes y adultos mayores.

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos