fbpx

Sin distanciamiento social y sin tapabocas transcurren las jornadas laborales en El Callao, y el mismo escenario se observa en otros poblados ubicados al sur del estado Bolívar.

Prensa Codehciu / fotos Codehciu

Los casos de COVID-19 en el estado Bolívar superan los 3 mil contagios y la cifra de fallecidos llegó a 9, según información oficial. A pesar de las medidas implementadas por los organismos del Estado, estas no son cumplidas en su totalidad. Además, diariamente la crisis sanitaria pone en riesgo la vida y la salud de los bolivarenses.  

Tal es el caso de El Callao, municipio al sur de Bolívar. Desde muy tempranas horas del día sus habitantes inician las actividades económicas. Se escucha el bullicio en el mercado, las compras y ventas con su acostumbrado llamado de: “oro, oro, oro”. Acciones que después de las 12:00 del mediodía merman cuando se trata de cuarentena radical, mientras que uno que otro negocio cierra sus puertas pero mantienen sus actividades bajo perfil.

Funcionarios policiales y militares hacen recorridos para velar que la medida horaria se cumpla, aunque hay comerciantes que aseguran que “laboramos a pesar de la cuarentena porque pagamos una vacuna”, como señaló el encargado de un local de la zona.

Los ciudadanos de El Callao sobreviven en un contexto de reiteradas vulneraciones. foto Codehciu.

El Coronavirus parece ser la menor de sus preocupaciones, los ciudadanos de El Callao transitan sin tapabocas, no hay distanciamiento social, y mucho menos se cumplen las precauciones que se requieren durante la pandemia, ya que las fallas en el suministro de agua potable por tuberías también se hace presente en la zona al sur del estado Bolívar.

“Nosotros nos la pasamos trabajando en la mina, aquí estamos prácticamente aislados así que el Coronavirus no ha sido una preocupación en nuestras labores diarias y tenemos que trabajar para poder comer”, señaló Josué Hernández al equipo de la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu), quien es minero desde hace más de 6 años.

Mientras que otra mujer de la zona puntualizó que: “Maduro ha hecho del Coronavirus una bandera para mantener a uno aún más en la miseria, y pasando calamidades para trabajar”. Mineros afirman temerle más al paludismo que al Coronavirus, a pesar que este ha cobrado la vida de más de 1 millón de personas en el mundo desde inicios de 2020.

Crisis sanitaria

“Se supone que una prueba rápida debería ser gratuita pero en algunas zonas mineras la comercializan hasta en 1.5 gramos de oro. Yo opté por aislarme cuando empecé a sentirme mal, porque sin este problema no había nada en el hospital, ahora menos”, comentó Elisa Ramos.

El equipo de Codehciu se acercó hasta el hospital Dr. Juan German Roscio, en  El Callao, a fin de constatar las condiciones en las que se encuentra, pero nos fue negado el acceso a la sede y a la información.

Codehciu destaca la importancia del respeto y la garantía del derecho a la salud. Los derechos humanos, al ser interdependientes, se vinculan el uno con el otro. Por ende, sin salud no puede haber goce de una vida digna.

Los ciudadanos de El Callao y de otros municipios al sur de Bolívar sobreviven durante la emergencia humanitaria compleja en un contexto de reiteradas vulneraciones, debido a la carencia de los servicios básicos y el aumento de la violencia minera. El Estado debe garantizar  que cada ciudadano pueda acceder a la salud, sobre todo mientras la pandemia por COVID−19 persista.

La organización también destaca que este acceso a la salud debe estar enfocado en lograr la dignidad, con centros de salud en condiciones óptimas que cuenten con insumos y una infraestructura adecuada; además de un personal capacitado en diferentes áreas y educado en materia de derechos humanos para la atención de mujeres, hombres, niños, niñas y adolescentes.

Por otro lado, Ramos hizo referencia a los casos de familiares y amigos que han tenido síntomas similares o relacionados al COVID-19: “Ninguno se realizó la prueba. En algunos casos nos trajeron medicamentos desde Puerto Ordaz o San Félix, porque aquí te los venden bachaqueados y muy elevados y cuando no había pastillas tocaba guarapo”.

Codehciu exhorta al Estado a que  garantice condiciones dignas para combatir y prevenir el Coronavirus en Bolívar, ya que también es un estado afectado por el dengue, el paludismo y en contextos que ponen en riesgo la vida de las ciudadanas y ciudadanos.

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos