fbpx

Codehciu contabilizó 13 femicidios entre enero y agosto, y alerta aumento de casos de violencia sexual a niñas y adolescentes.

Prensa Codehciu

En los nuevos registros de la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) se alerta sobre 22 casos nuevos de Violencia basada en Género (VbG) en el estado Bolívar, entre julio y agosto de 2020. De los cuales 13 se trataron de niñas y adolescentes. Durante la pandemia por Covid−19 y en el distanciamiento social ellas se enfrentan a nuevas vulneraciones y riesgos.

De las 13 menores de edad registradas entre julio y agosto, la mayoría fue víctima de violencia sexual. El monitoreo, realizado a medios de comunicación regionales y redes sociales, registró que en uno de estos casos la sobreviviente recibió amenazas por parte de un hombre de 33 años; en otro registro un adulto abusó sexualmente de la hija de su pareja sentimental. 

Los registros de casos de violencia sexual siempre han estado presentes en los monitoreos realizados desde 2018, pero los expertos del área de VbG aseguran que la cuarentena ha causado un incremento de los riesgos hacia ellas. La razón: muchas de las sobrevivientes o víctimas conviven  más tiempo con su agresor.

Esta aclaratoria no es algo nuevo para quienes monitorean la violencia de género y sus tipos. Incluso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a principios de año, cuando apenas se expandía el virus de Covid−19 en el mundo, mostró su preocupación ante los posibles riesgos que niñas, adolescentes y mujeres podrían sufrir en tan conflictivo contexto. No hubo equivocación.

Femicidio en Gran Sabana

El 15 de julio Yusbelis Capello, de 27 años, fue asesinada en Santa Elena de Uairén, municipio Gran Sabana. Como lo narran reportes de prensa regional, su presunto victimario la arrojó de un barranco en la comunidad indígena de San José tras una discusión. La mujer además recibió golpes.

El femicidio de Capello se suma al total de los 13 que ha reportado la organización entre enero y agosto de 2020. Y durante el mismo período hubo 116  víctimas de distintos tipos de VbG.

La Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una vida libre de violencia en su preámbulo describe al femicidio como “el homicidio de una mujer, cometido por un hombre, por motivos estrictamente vinculados con su género”; y en su artículo 15, numeral 20, amplía el concepto: “Es la forma extrema de violencia de género, causada por odio o desprecio a su condición de mujer, que degenera en su muerte, producidas tanto en el ámbito público como privado”.

Los reportes de Codehciu también destacan lo consagrado en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, “Convención de Belem do Para”, documento de carácter regional que desglosa los deberes del Estado en la protección de niñas, adolescentes y mujeres.

El documento establece que los Estados Partes reconocen que la violencia contra la mujer impide y anula el ejercicio de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales (artículo 5).

De esta forma, los Estados deben condenar todas las formas de violencia hacia mujeres, niñas y adolescentes; por ende es necesario que adopten medidas apropiadas que proporcionen medios de ayuda y prevención, además de sancionar y erradicar la violencia por medio de la legislación, para implementar procedimientos legales justos.

Cifras y más vulneraciones

El monitoreo de julio y agosto revela que durante ambos meses Caroní fue el municipio con más casos de VbG en el estado Bolívar con 12 víctimas. Le siguen Angostura del Orinoco, con 4; Gran Sabana, con 3; Piar, con 2 y por último Sifontes con un solo registro.

Además del femicidio registrado en Gran Sabana también hay otros tipos de violencia visibilizados, consagrados en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida libre de Violencia.

Entre ambos meses hubo 7 casos de violencia sexual y 6 actos lascivos; 4 de violencia física y 2 de amenazas; además, una mujer desaparecida y un registro de acoso.

“Desde Codehciu alertamos con preocupación cómo entre julio y agosto de este año, la mayoría de las víctimas de violencia sexual fueron niñas y adolescentes entre 4 y 17 años”, explica la organización en su registro.

Además, hace un llamado al Estado y a todos sus organismos: “El Estado debe publicar cifras de violencia basada en género para visibilizar cómo las mujeres y niñas siguen siendo de los grupos más afectados y vulnerados por la emergencia humanitaria compleja que sufre Venezuela”.

Lee el boletín completo aquí:

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos