fbpx

Los padres y representantes siguen exigiendo a la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) Alfredo Maneiro en el estado Bolívar cumplir con lo establecido en la cláusula 40 del contrato laboral.

Prensa Codehciu / fotos cortesía

Oficialmente el nuevo año escolar inició en varios colegios del país este 21 de septiembre, excepto para los hijos e hijas de los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) Alfredo Maneiro en el estado Bolívar.

Representantes no han podido cancelar lo correspondiente a la matrícula escolar, debido a que la empresa del Estado, como denuncian estos, está violentando la cláusula 40 del contrato laboral, que especifica la exoneración de la matrícula de sus representados.

Debido a esta situación un grupo de padres y representantes se reunió la mañana de este lunes en el portón 1 de Sidor a exigir respuestas, pero no fueron atendidos.

Una de las representantes afectadas, Melissa Mercado, narró al equipo de la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) que las trabajadoras y trabajadores se reunieron afuera de la siderúrgica para conversar con el presidente de la empresa, Néstor Astudillo.

“Les supo decir que esperaban pronunciamiento de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundee) para ver cómo iban a quedar los costos de las matrículas de los colegios. Otra de las cosas que alegó fue que no iban a pagar los costos que en su mayoría los colegios están manejando”, explicó la representante.

En el caso del estado Bolívar los costos de las matrículas oscilan entre 10 y 60 dólares, es decir entre 3.900.000 y 23.400.000 bolívares, cuando en Venezuela el sueldo mínimo equivale a 2 dólares.

Denuncias y carencias

“Como padres es una situación desesperante y angustiante porque se trata de la educación de nuestros niños, representantes y trabajadores de Sidor lo que exigimos es que la empresa cumpla con el beneficio de pagar la educación a nuestros niños, es un beneficio que está en cláusula de contrato y quieren hacerse de la vista gorda”, sumó Mercado.

“Nuestro punto focal como representantes afectados es independientemente de la cuota mensual que el Sundee establezca para los colegios, queremos que Sidor cumpla con el pago.  Independiente de si es 1 dólar o 40. Sidor debe hacerse responsable de cumplir con este beneficio”, continuó la madre de dos menores.

De igual forma, los representantes  enfatizaron que ya han sido varios los beneficios que la empresa ha eliminado para los hijos e hijas de los trabajadores.  Algunos de ellos han sido los planes vacacionales y juguetes en diciembre; y reconocen que si su representado se enferma o requieren ir de emergencia a un centro hospitalario tampoco pueden por las fallas del HCM.

“El único beneficio, y poco a poco quieren ir quitándolo, es el beneficio de la educación y eso es lo único que nos viene quedando. La educación es un derecho humano”, denunció Mercado.

Un derecho humano fundamental

“Nuestros niños siguen sin estar inscritos porque Sidor no se quiere hacer responsable de la cláusula 40 del contrato y repito son derechos de nuestros niños, y no les está importando, si nosotros no reclamos, no decimos nada, se van hacer los de la vista gorda”, puntualizaron los denunciantes.

Es deber del Estado garantizar el derecho a la educación de niños, niñas y adolescentes; Codehciu resalta la importancia de este para las sociedades, ya que está consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y en otros  tratados e instrumentos internacionales.

Además el artículo 103 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra que toda persona tiene derecho a la educación “de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin limitaciones”.

La misma Carta Magna venezolana establece en su artículo 91 el derecho a un salario que permita vivir con dignidad. Este es un derecho vulnerado a los trabajadores de empresas básicas y a la mayoría de los ciudadanos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) recalca que el derecho a la educación es uno de los principios rectores que respalda la Agenda Mundial Educación 2030, así como el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4), adoptado por la comunidad internacional.

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos