fbpx

Las mujeres venezolanas siguen desprotegidas durante la expansión de la pandemia por Coronavirus mientras que la emergencia humanitaria compleja vulnera su calidad de vida y posibilidades de supervivencia.

 

Prensa Codehciu

El distanciamiento social por Covid−19 o Coronavirus ha significado, a nivel mundial y regional, la llegada de un nuevo contexto que empeora la Violencia Basada en Género (VBG) en niñas, adolescentes y mujeres; así lo alertó ONU Mujeres en abril. En este sentido, La Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) registró 12 femicidios en el primer semestre de 2020 en el estado Bolívar.

 

El monitoreo realizado por Codehciu a medios de comunicación regionales y redes sociales contabilizó, entre enero y junio,  94 casos de VBG en el estado. Ante esta cifra, la organización alerta en su nuevo reporte que: “Se ha percibido la falta de respuesta por parte de los organismos competentes”.

 

Las situaciones registradas  manifiestan  agresiones verbales, psicológicas y físicas; además se observa un elemento importante: la proximidad de la víctima con su agresor (familiares, amistades, parejas) que “es un elemento que la pone en riesgo”, como lo refleja Codehciu, y no es atendido por los organismos receptores de denuncia.

 

En cuanto a la responsabilidad de los organismos públicos, la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, conocida también como Convención de Belem do Pará, insta a los Estados Partes a respetar los derechos humanos de las mujeres para asegurar su integridad física, psíquica y moral. Se deben establecer procedimientos justos y eficaces para la mujer sobreviviente de violencia, que incluyan medidas de protección y acceso a otros servicios.

 

Pero en Bolívar las niñas, adolescentes y mujeres continúan en un estado de desprotección y vulnerabilidad.

 

Seis meses de violencia

 

Entre enero y junio hubo un registro de 5 femicidios activos y 7 pasivos, que hacen el total de 12. Además, entre los números más altos destacan 25 casos de violencia física; 23 de actos lascivos y 11 mujeres desaparecidas.

 

Acerca de los tipos de femicidio, es importante destacar lo que explica el Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género:

 

Los femicidios activos corresponden a las muertes de mujeres y niñas como resultado de violencia doméstica, asesinato misógino, por razones de identidad de género u orientación sexual, infanticidio, o razones de origen étnico.

 

Mientras que los femicidios pasivos corresponden a las muertes de mujeres y niñas debido a la mortalidad materna, abortos inseguros o clandestinos, por mutilación genital femenina, actos u omisiones por parte de funcionarios públicos, tráfico de seres humanos, entre otros.

 

Abril fue el mes que registró más femicidios en el estado Bolívar con un total de 4 (pasivos); le siguen: junio, con 3 (activos); mayo y febrero, con 2 cada uno (pasivos y activos, respectivamente); enero con 1 caso (pasivo), y durante marzo no se registraron muertes.

Estos 12 asesinatos a mujeres evidencian un aumento de la VBG en Bolívar en plena pandemia por Coronavirus. Además se registraron 5 casos de amenazas, 4 de trata de personas, 2 de violencia obstétrica; y en el escenario de violencia doméstica, tráfico de personas y acoso sexual hubo registro de 1 cada uno.

 

Una de las historias que más impactaron a la sociedad Guayanesa fue el femicidio de Yohendrys Rodríguez de 29 años, asesinada con  arma de fuego por su pareja en el municipio Angostura del Orinoco. La mujer, según declararon sus familiares a la prensa, también había sufrido de otros tipos de violencia basada en género como maltrato físico y verbal.

 

En el más reciente informe de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la “independencia del sistema de justicia y acceso a la justicia en Venezuela”,  se incluye un capítulo relacionado a la violencia por motivos de género en el que se describe que la aplicación de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia es parcial e insuficiente para la protección adecuada de las víctimas.

 

El Estado debe responder

 

Codehciu también alerta, en su nuevo reporte, sobre situaciones  de violencia a menores de edad. En marzo, por ejemplo, 2 niñas, de 10 y 12 años, fueron víctimas de actos lascivos.

 

En junio la organización contabilizó 8 casos de actos lascivos en niñas y adolescentes entre los 0 y 16 años. Por otro lado, febrero registró 6 de violencia sexual en menores entre los 8 y 12 años.

Asimismo, Caroní es el municipio con más casos de VBG en Bolívar, con 61 de los 94 registros. Le siguen  Angostura del Orinoco con 12 casos y El Callao con 9.

 

La organización exhorta a las autoridades competentes: “El Estado debe registrar y publicar cifras sobre los hechos de violencia por los cuales las mujeres son víctimas. Debe Garantizar la salud de las mujeres en tiempos de pandemia. Debe Garantizar el acceso, a insumos y atención en centros de salud, maternidad, ginecología y planificación familiar”.

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos