fbpx

Ante lo suscitado el día de ayer en las redes sociales (RRSS), dándose a conocer un hecho de acoso y abuso ocurrido entre una estudiante y un profesor de la UCAB Guayana, mismo que fue replicado por otras y otros estudiantes, convirtiéndolo en un hecho público y comunicacional, y sirviendo de espacio para otras exposiciones de hechos similares no ocurridos necesariamente en la universidad; la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) sostiene lo siguiente:

 

1. La violencia de género (VbG) en cualquiera de sus expresiones es un delito previsto en nuestra legislación nacional y en los Tratados internacionales que debe ser investigado y sancionado conforme a la ley aplicable.

2. Ninguna persona indistintamente de sus condiciones, orientación sexual o género debe sufrir esta forma de violencia en ningún entorno, sea este familiar, universitario, social o laboral, tan dañina para la construcción de la igualdad y la no discriminación en las sociedades.

3. Lamentamos que la estudiante que expresó haber sido víctima de estos abusos haya tenido que vivirlos reiteradamente de acuerdo con su relato, y mucho más lamentable que no haya tenido respuesta oportuna como también expresa, teniendo que acudir a las RRSS como mecanismo de denuncia para obtener justicia y reparación.

4. Reiteramos que, por la gravedad de estos hechos, deben ser denunciados ante las autoridades competentes a la brevedad posible. Es la mayor garantía para la víctima de obtener justicia y para las instituciones de abrir investigación oportuna, determinar responsabilidades y aplicar las sanciones correspondientes, garantizando la reparación a las sobrevivientes de VbG.

5. Reiteramos que toda denuncia debe ser además investigada con observancia del debido proceso y el derecho a la defensa de los denunciados como presuntos agresores.

6. Manifestamos, por ser un delito vigente, toda persona víctima de VbG tiene el derecho de acudir a otras instancias fuera del recinto universitario, a los órganos del Estado con competencia en materia de VbG. Las universidades deben alentar y acompañar estas denuncias, dejando claro el inequívoco mensaje de tolerancia cero ante estas situaciones.

7. Exhortamos a todas las universidades, particularmente en Guayana a elaborar, aplicar y difundir reglamentos internos y normas de procedimientos claros, expeditos y eficaces que permitan a las víctimas de VbG conocer y tener acceso a denunciar a presuntos agresores o agresoras, tener la certeza de que sus denuncias serán investigadas con imparcialidad y celeridad conduciendo a la obtención de justicia y reparación sin dilaciones indebidas; garantizando que estas medidas apropiadas, disminuyan los abusos, desalienten su continuidad y garanticen la protección de la seguridad y la integridad física, psicológica y moral de las víctimas dentro del recinto universitario.

8. En un ambiente universitario, rodeado de muchas circunstancias que a veces salen del control institucional, la sola queja o el rumor reiterado de una situación de abuso debe conducir sin demora a sus autoridades e inclusive docentes a investigar los hechos, sobre las premisas de verdad, justicia y reparación.

9. Si bien, prevenir la VbG es tarea de todos, la Universidad debe cerciorarse de que ningún profesor, miembro de la directiva universitaria, miembro de área administrativa, o cualquier otro que represente a la academia, abuse de su poder y someta a un peligro latente a alumnas, alumnos o compañeros de trabajo.

10. Codehciu ha sostenido comunicación con las autoridades de la Ucab Guayana y ha expresado su disposición de colaboración en los procesos que estos consideren tener a bien, acompañando y orientando a los estudiantes ante situaciones como las que son objeto de este comunicado.

11. No obstante, expresamos profunda preocupación porque se insista en el uso de las RRSS para exponer hechos de presuntos delitos de VbG, señalando a los presuntos agresores, pudiendo desencadenar otros hechos de violencia. Si bien, la noticia criminis debe conducir a una investigación de oficio, exhortamos a las presuntas víctimas a realizar una denuncia formal, ante las autoridades universitarias o ante los órganos del Estado, con observancia de procedimientos garantistas para ambas partes y en resguardo de su integridad.

12. Expresamos nuestra voluntad de acompañamiento a la sociedad Guayacitana, a las sobrevivientes de VbG en la orientación sobre órganos receptores de denuncia, la formulación de éstas y su seguimiento. Más allá de la denuncia y la condena fehaciente de hechos concretos, estamos comprometidas y comprometidos con la prevención de la VbG a través de procesos educativos, de concienciación y aprendizajes que brinden las herramientas necesarias para disminuirla en los diferentes entornos donde nos desenvolvemos.

13. Finalmente, insistimos en brindarle a toda sobreviviente de VbG nuestro servicio de atención psicosocial gratuito, impartido por profesionales idóneos, como un aporte valioso ante las heridas y cicatrices que estos hechos dejan en ella y que condicionan su vida en todos los aspectos. Apostamos y trabajamos por una sociedad de iguales, sin discriminación, con reconocimiento, respeto y protección de todos los derechos para todas las personas. Insistimos en la ardua tarea de sensibilización frente a la violencia de género, transformando cultural y estructuralmente las concepciones machistas, promoviendo la superación de estas circunstancias sin revictimizar a las agredidas, propiciando su independencia y desarrollo integral. Sólo así será posible el ideal de
justicia.

 

Mairis Balza
Coordinadora General Codehciu
Abril de 2020.

Share This

Compartir

Envíalo a tus amigos